6 diciembre, 2007

Todos los detectives se llaman Flanagan. Andreu Martin y Jaume Ribera

Posted in 2º ESO tagged a 2:01 pm por pliesmarmaria

Todos los detectives se llaman Flanagan

Juan Anguera, alias «Flanagan», es un joven inteligente que realiza pequeñas investigaciones para sacarse algo de pasta y pagarse sus caprichos.
Fue él quien descubrió que Rebollo era el autor de las pintadas que aparecieron en las paredes del instituto, en las que se podían leer lindeces de todo tipo sobre Fede Gómez; y también fue quien averiguó, gracias a las huellas de chorizo en los libros de Bécquer de la biblioteca, que Jorge Castell, conocido también como el Plasta, era el responsable de los anónimos de carácter amoroso que recibía su compañera Lucrecia Pastor.
Hasta aquí, todo más o menos normal. Pero es que Flanagan, sin saber muy bien cómo, acaba metiéndose en líos mucho más gordos: líos peligrosos en los que están involucrados traficantes, chantajistas, skinheads o empresarios corruptos; y también en líos de otro tipo: líos amorosos que le traen de cabeza, le elevan hasta el cielo y luego le hacen caer de golpe.
Y entremedias ayuda a su padre en el bar, hasta que rompe unos cuantos vasos, tira encima el café a los clientes y queda confirmado que lo de la hostelería no es lo suyo.

Anuncios